miércoles, 29 de junio de 2011

La tuba




La tuba es el mayor de los instrumentos de viento-metal y sus antecesores son el serpentón y el oficleido. Es uno de los instrumentos más recientemente añadidos a la orquesta sinfónica moderna, aparecido en 1835 con Wilhelm Wieprecht y Johann Gottfried Moritz, sustituyendo al oficleido del siglo XVIII. El sonido se produce gracias a la vibración de los labios del intérprete en la parte denominada boquilla a partir de la columna del aire (flujo del aire). La primera vez que se utilizó la tuba moderna en una orquesta sinfónica fue en El anillo de los nibelungos de Richard Wagner.





Habitualmente en una orquesta hay una sola tuba, utilizada como el bajo de la sección de metales. Gracias a su versatilidad permite utilizarla para reforzar cuerdas y vientos de madera o, cada vez más, como instrumento para solos.
Las tubas también son utilizadas en bandas y en conjuntos de viento, en cuyo caso se utilizan dos instrumentos de cada una de las dos afinaciones: Mib y Sib

En manos habilidosas, es un instrumento capaz de cubrir un amplio campo de sonidos (más de 4 octavas) y extraordinariamente ágil.
La tuba puede llegar a tener hasta seis pistones o válvulas (cuatro de digitación normal más dos de transpositores de medio tono y tono de afinación), aunque las más comunes son las que tienen cuatro. También se fabrican modelos de tres válvulas, aunque suelen ser para principiantes. Algunos modelos especiales tienen sólo dos válvulas. Nótese que a pesar de tener tan reducido número de pistones, la tuba abarca un espectro tan amplio de sonidos porque con cada posición de los pistones se pueden tocar notas diferentes según la forma y fuerza de hacer vibrar los labios del instrumentista en cada cambio de pasaje o tesitura, respectivamente.

Origen



Los antecesores de la tuba se situarían en el serpentón, este instrumento fue desplazado rápidamente por la tuba, que fue creada el 1830. No podemos considerar la tuba una evolución del serpentón ya que son instrumentos muy diferentes



Es un instrumento que no ha experimentado pocas modificaciones, pero en el siglo XX se creó una variante que es muy utilizada en las bandas de música, el sousafon (helicón).
La tuba es el instrumento más grave de su familia (viento metal). Consta de un tubo cónico de unos cinco metros y medio que se va haciendo grande a medida que se acerca a la campana o pabellón.
La boquilla de la tuba se coloca al principio del tubo y es en semiesfera igual que la de la trompeta y el trombón. Igual que otros instrumentos de viento metal, contiene un sistema de válvulas que alarga o acorta el tubo.

Es un instrumente de sonido potente pero poco ágil en el registro grave donde el músico ha de respirar frecuentemente porque se necesitan grandes cantidades de aire.
Aunque hay diferentes tamaños de tubas, la tuba no es un instrumento transpositor pero existen variantes como el bombardino que esta afinado en sib que es una tuba de tamaño reducido y sonido más agudo que es utilizada en las bandas.
Los primeros instrumentos de metal bajos de válvulas se fabricaron en Alemania y Australia en la década de 1820. Gracias a la mejoras, en la segunda mitad del siglo era ya habitual en bandas y orquestas.
El tubo de la doble tuba es si bemol, mide 5.5 m. sin doblar. Es el instrumento más grande de la familia de metal. Pesa tanto que se han ideado varias maneras de colocarla en los hombros. Debido a su tamaño la campana apunta hacia arriba



Funcionamiento de la tuba

La tuba consiste en una boquilla hueca acoplada a un tubo espiralado de aproximadamente 5 metros de largo, con una boca de salida que se ensancha. Las válvulas de pistones se utilizan para cambiar la longitud de la columna de aire.
La tuba viene equipada, usualmente, con tres válvulas, cada una de las cuales agrega una sección diferente de la tubería. De este modo es posible obtener ocho longitudes diferentes del tubo resonador.


En algunos de los instrumentos más nuevos, una cuarta válvula y otra sección de tubos han sido agregadas, lo que hace posible obtener un número mayor de longitudes diferentes para conformar la columna de aire resonadora y, correspondientemente un mayor número de frecuencias diferentes.
Es uno de los instrumentos que conforman el plantel básico de cualquier orquesta sinfónica y de algunas orquestas de cámara especializadas.
La acción de los labios que genera el sonido necesario para activar el cuerno es la misma que se utiliza para la corneta. El rango de frecuencias de la fundamental en la misma es de tres octavas, aproximadamente, y va desde el Fa1 al Fa4.



MODELOS

Existen varias afinaciones dentro de las tubas; las más comunes son Fa, Mib Do o Sib.
Actualmente se pueden distinguir varios modelos de tuba:
- Tuba contrabajo: Se encuentra en tonalidades de Si bemol o Do y tiene 4 o 5 pistones o rotores.
- La tuba en Do puede llegar a tener 6 pistones o rotores.
- Tuba baja o bombardón: Se encuentra en tonalidades de Mi bemol o Fa. Posee 4 o 5 pistones o rotores.
- Tuba tenor o bombardino: Está en la tonalidad de Si bemol y tiene 3 pistones o rotores. También es conocida
como eufonio o euphonium. Afinado una cuarta o quinta más alta que la contrabajo; en Sib o en Do. En este último caso se denomina también tuba francesa

PARTES DEL INSTRUMENTO

• Boquilla: Contacto del músico con el instrumento, sirve para producir el sonido.
• Tudel (puntillo o caño): Tubo que conecta la boquilla con el pistón.
• Tapa del pistón o de la válvula.
• Primer pistón (válvula): Desciende un tono en el piso armónico.
• Segundo pistón (válvula): Desciende un semitono.
• Tercer pistón (válvula): Desciende un tono y un semitono.
• Cuarto pistón (válvula): Desciende dos tonos y un semitono.
• Bomba del primer pistón: Sirve para calibrar la afinación de los armónicos del primer pistón.
• Bomba del segundo pistón: Sirve para calibrar la afinación de los armónicos del segundo pistón.
• Bomba del tercer pistón: Sirve para calibrar la afinación de los armónicos del tercer pistón.
• Bomba del cuarto pistón: Sirve para calibrar la afinación de los armónicos del cuarto pistón.
• Bomba de afinación general
• Llave de desagüe: Se utiliza para evacuar el líquido acumulado.
• Campana o pabellón: Salida del sonido amplificado.




Obras y compositores destacados


Richard Wagner: Descripción del Valhalla en El anillo del nibelungo, tercera escena de El oro del Rin, segundo acto de Sigfrido.
Richard Strauss: Sinfonía alpina.
Anton Bruckner: Sinfonía nº 7.2
Otros compositores como Béla Bartók, Stephen Caudel, Andrew Downes, Felix Draeseke, Alexander Kaloian, Elisabeth Lutyens,Michael Nyman, Ragnar Søderlind, Arnold Schoenberg, Richard Strauss, Igor Stravinsky y Edgard Varèse.

jueves, 16 de junio de 2011

El trombón



Hacia el año 1400, los europeos intentaron mejorar la trompeta creando un instrumento caracterizado, en su forma habitual, por una vara corredera con la que se alarga o se acorta su tubo. Era el trombón, perteneciente a la familia del viento-metal, y que se toca en todo tipo de orquestas. Antiguamente se hacía con un material de mayor grosor y un pabellón más estrecho, que producía un sonido más blando y delicado, y que no amplió su tamaño hasta comienzos del siglo XVIII. Hasta ese momento, en el que perdió importancia, se utilizaba en la música religiosa y de cámara. Fue entonces cuando permaneció en las bandas de las ciudades y se introdujo en las militares.

Partes del trombón
 
1. brazo de la bomba de afinación
2. boquilla o embocadura
3. pabellón o campana
4. llave de desagüe
5. vara principal  
6. puente de soporte
7. puente de soporte
8. rosca de encaje de la vara.
Boquilla o embocadura: pieza pequeña y hueca que se adapta al tubo del trombón para que el intérprete sople, de modo que los labios se apoyen en los bordes, vibren y produzcan el sonido primario. El trombón tiene una boquilla que determina su timbre.
Pabellón: ensanchamiento final del tubo.
Varas: tiene forma de U y se mueve en siete diferentes postura con distinta longitud del tubo. Las varas del trombón no permiten grandes velocidades cuando se toca, pero es perfecto para interpretar glissandos (escala rápida entre dos notas).
Las varas del trombón no permiten grandes velocidades cuando se toca. Los músicos han compuesto obras para este instrumento, que en el jazz se usa para los efectos de glissando (escala rápida entre dos notas).




 

Los trombones




Desde la época clásica los manufactureros de instrumentos de cobre construyeron trombones de diferentes tonalidades y desde Mozart a Berlioz todos los compositores utilizaron para sus obras de orquesta los trombones alto, tenor y bajo.
El trombón alto, más corto que el tenor es más alto en una tercera menor y da en la primera posición Reb y sus armónicos: Hoy día está más o menos abandonado, su sonoridad es muy grácil y las partes escritas para este instrumento pueden ser perfectamente ejecutadas por el tenor con una sonoridad mucho más homogénea.
La denominación de "trombón bajo" para las partituras de orquestas, en aquella época, fue sólo un medio distinguirlo de los otros dos. Por lo general, esa parte no sobrepasaba en lo grave el límite del trombón tenor.


Sin embargo, ensayos más o menos felices fueron intentados antes, pues Mozart en la "Flauta Mágica" y en el "Don Giovanni", lo mismo que Weber en la Obertura de "Eurganthe" escribieron notas que solo pueden usarse para tocar con trombón bajo.  Actualmente el trombón Bajo ha caído en desuso. No queda más que el Tenor, que Berlioz llamará "le meilleur de tous sans contredit", el cual mediante la aplicación de una válvula rotatoria (cilindro), puesta en acción por el pulgar izquierdo, reemplaza también el trombón Bajo. Cabe señalar además que el trombón Contrabajo o "cimbasso", de forma igual a la del trombón Tenor, y a la octava inferior de éste, fue hecho construir por G. Verdi para obtener mayor homogeneidad en la familia de los trombones.


Actualmente el trombón a máquina a caído en desuso casi completamente, se emplea solo en las bandas, mientras que en orquestas sinfónicas, orquesta de teatro y particularmente en Jazz se usa únicamente el trombón a vara, el cual por la exacta proporción de las medidas entre sus varias partes y la óptima calidad del metal empleado en su fabricación, permite obtener afinación precisa y hermosa calidad de sonido, llenando así todas las exigencias de la orquestación moderna.

Tipos de trombón

Este instrumento de viento se puede clasificar en función del sonido particular que emite, correspondiente a las notas y claves que le caracterizan:
§                     Trombón soprano
§                     Trombón alto.
§                     Trombón tenor (usual)
§                     Trombón bajo
§                    Trombón contrabajo
§                    Trombón Buccin






Origen e historia




Según Rabelais el trombón ya existía en tiempos de los hebreos. En la marcha hacia la Tierra Prometida, el ejército de Josué debió contar ya con ellos y podemos presumir que este instrumento tuvo su parte de gloria en el derrumbe de las murallas de Jericó. El trombón formaba parte de la "Tubae" de los Romanos y se le designaba con el nombre latín de "Buccina".




El trombón también se sabe que derivó de la trompeta primitiva de Egipto, que se construía de cobre o plata y más tarde en la Edad Media, de auricalco (aleación semejante al bronce), de donde se originó el nombre genérico de Oricalcos, dado antaño a los instrumentos metálicos de boquilla.  La antigua trompeta era de forma recta; en su extremo superior se ensanchaba en forma de campanas, a menudo representando la cabeza de un animal.





En aquella época era un tubo recto, o semicircular, (de ahí su nombre genérico de "Tubae") y las únicas analogías con el actual trombón se refieren al registro y al timbre.


Sólo disponía de un sonido fundamental y según las leyes de la resonancia, de ocho o nueve armonías engendradas por esta fundamental. Más tarde, cuando el progreso de la industria instrumental lo permitió, los tubos fueron doblados en diferentes formas, probablemente para facilitar el manejo del instrumento. La trompeta turca, llamada "Surmé" por los egipcios tenía una forma semejante a la del trombón.

Tendremos que esperar hasta fines del siglo XVI para ver aparecer, en forma práctica, el instrumento de coulisse que haría del trombón el primer instrumento de cobre provisto de una tabladura completa. El movimiento de ir y venir de la varilla determinó el nombre del instrumento, que se llamó "saquebute" (o "saqueboute"), viejos verbos franceses "saquer" (tirar) y "Bouter" (empujar). Los ensayos fueron numerosos y repartidos a través de mucho tiempo, pues un manuscrito del siglo IX, que se encuentra en la Biblioteca de Bolonia, menciona un fragmento de un instrumento semejando la forma de una couliesse.


El "saquebute" o sacabuche jugó en las polifonías medievales el rol del tenor (parte principal) y Guillaume Dufay (1400 - 1474) fue uno de los primeros en utilizarlos en sus composiciones, notablemente en la "Misa del Hombre Armado". Estaba en uso en la Corte de Inglaterra y los diez trombones de Enrique VIII (1509 - 1947) tuvieron reputación en toda Europa.



Es indudable que en la Corte de Francia de esa época también existía interés por éste, pues en un escrito de 31 de diciembre de 1518, conservado en la Biblioteca Nacional, se hace mención al "ejecutante de saquebute" y del "hautebois", los que fueron empleados en una fiesta realizada el día 22 de diciembre de 1558, por Francisco I, en los patios de la Bastilla.
Monteverdí, en una página magistral de su "Orfeo", (1567 -1643) escribió un quinteto de trombones que subraya la bajada al infierno de Orfeo. Sin duda es en esta época cuando el "saquebute" tomó su nombre moderno de trombón (del italiano tromba): "trompeta y trombón”: (trompeta grande). No se poseen datos de la familia completa del trombón, sino a partir del siglo XVI.

El "sacabuche", llamado en italiano "tromba spezzata", en alemán "zug-posaune", en inglés "sackbut", y en francés "trombone a coulisse", fue el primer instrumento de cobre que, mediante la vara móvil, dispuso de los armónicos en las siete posiciones, y por consiguiente de la escala cromática, tal como los actuales instrumentos a mecanismo, por lo cual fue considerado como el más perfecto instrumento de boquilla. En dicho instrumento, colocando la vara en siete puntos diferentes, o "posiciones", según el orden de la escala cromática descendente, se obtienen los sonidos armónicos correspondientes a cada una de las siete longitudes asumidas por la vara.







Obras más importantes

David, F. Concertino Op. 4 (Muller)- Trombón y Piano
Debussy, C. Beau Soir (Brown)- Trombón y Piano
Debussy, C. Romance - Trombón y Piano
Dewanger - Humoresque - Trombón y Piano
Dubois, P.M.- Cortege - Trombón y Piano
Dutilleux - Coral, Cadencia y Fuga - Trombón y Piano
Fievet, P. - Leyenda Céltica - Trombón y Piano
Bozza, E. - Ballade - Trombón y Piano
Pryor, A. Campanas azules de Escocia
Launy Grondahl - Concierto para trombón y Orquesta
Rimsky-Korsakov - Concierto para trombón
Rota, Nino- Concierto para trombon y orquesta
Tomasi, Henry- Concierto para trombón y orquesta
Beethoven- Trios Iguales
Weber, Carl Maria- Romanza para Trombón y piano
Howard, E. - Concierto para Trombón y orquesta